Web Analytics
sociedad

Clubes cannábicos, claves para "reducir riesgos de la legalización de la marihuana"

Un usuario protesta ante la sede del Senado de la República en la Ciudad de México • Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro.
Un usuario protesta ante la sede del Senado de la República en la Ciudad de México • Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro.

Ciudad de México.- La creación de asociaciones cannábicas es el punto clave para reducir riesgos y daños, pues varias personas pueden dedicarse al autocultivo y hacer uso responsable de la hierba sin tener problemas con la autoridad, aseguró José Rivera, del Instituto Mexicano del Cannabis.

“Nos juntamos varias personas que podemos tener un cultivo y un uso responsable entre adultos. No vas a tener problemas con la autoridad y contarás con el apoyo de consumidores y médicos que te pueden decir cuál es la mejor forma de consumir y así reducir los daños”, detalló Rivera.

El activista defensor de la marihuana destacó que otro de los beneficios de dichas asociaciones es que el uso personal del cannabis no requiere de comercialización, ya que se abastecería de autocultivos, por lo que “no tenemos que participar en el mercado o tener interacción con el narco porque vamos a cultivar y consumir nuestra propia flor”.

Durante la presentación de la campaña contra las adicciones “Juntos por la paz”, realizada este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que no descarta la opción de legalizar la marihuana y otras drogas para desalentar el narcotráfico.

"Se puede decir que esto no funciona y que lo que hay que hacer es legalizar la marihuana y otras drogas. No se descarta, pero estamos iniciando porque esto es lo más dañino", respondió a pregunta expresa sobre el tema.

Es preciso reconocer que hay productores cultivándola por décadas; hay que actualizar sus técnicas porque no corresponden al mercado internacional. El predictamen está muy orientado al beneficio de empresas extranjeras
Leopoldo Rivera, Asociación Mexicana de Estudios del Cannabis.

Unas horas antes, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal, anunció que esta semana ya no se discutirá el predictamen de la Ley para la Regulación de la Cannabis, que establece la legalización en los aspectos lúdico, industrial y para investigación médica.

"Funciona como primer documento de un esfuerzo colectivo, pero no es el definitivo, vamos a escuchar la opinión de los coordinadores en cada una de las materias del dictamen, y luego vamos a promover la legislación", dijo.

De acuerdo con el activista José Rivera, el nuevo dictamen para la regulación de la marihuana en el Senado afecta los derechos de más de siete millones de consumidores en México, ya que hasta ahora no se ha podido demostrar el peligro del cannabis, “y al no poder comprobar los daños, hay una sobrerregulación”.

El director de la Asociación Mexicana de Estudios sobre el Cannabis señaló que una vez que se logre la demanda del uso personal y el respeto de sus derechos, se enfocarán en la regulación y creación de un mercado nacional.

Esta preocupación la comparten colectivos y clubs cannábicos ciudadanos, entre ellos Regulación por la Paz, coalición que considera que el último predictamen, en caso de ser aprobado, debilitará la posibilidad de las comunidades campesinas de participar en este mercado, mientras que privilegiará la operación de las trasnacionales.

En un posicionamiento publicado en Twitter, esta organización explica que el predictamen viola el derecho a la privacidad de las personas, además de que impone una serie de restricciones “innecesarias”:

“Restringe innecesariamente los derechos de las personas usuarias de cannabis al limitar el cultivo para uso personal a cuatro plantas y establecer un registro de las personas que realicen esta actividad, lo cual es discriminatorio".

Puedes consultar el posicionamiento completo aquí:

Una vez legalizada, su comercialización podría dejar unos 18 mil millones de pesos para Hacienda el próximo año, de acuerdo con el presidente de la Comisión de Justicia del Senado, Julio Menchaca, en declaraciones recogidas por El Financiero.

La integración de comunidades campesinas que llevan décadas en el cultivo de marihuana a un posible mercado nacional tiene implicaciones que van más allá de un cambio en la ley; por ejemplo, la presencia del crimen organizado.

Omar González, agricultor de marihuana originario de Guerrero, quien vive con otras 80 familias desplazadas por la violencia de los grupos delincuenciales en la zona, considera que junto con la legalización “es necesario enfocarse en la pacificación de los lugares en donde se siembra”, expresó en entrevista con el periódico El Sur.

“Si no se enfrenta el tema de la seguridad en nuestras comunidades, esto no funcionaría", advierte. "Para que un proyecto como éste genere empleos y beneficios económicos tiene que haber un sistema de paz”.

(Con información de Notimex, El Financiero y El Sur)

_

Share